Cocinando a Banana Yoshimoto: Kitchen



Y he de decir que preferiría no comentarlo. Sin embargo me he hecho la promesa (verdad de Dios que ora sí, ora sí cumplo) de guardar aquí en el blog una pequeña entrada de los libros que van pasando por mis manos. En éste caso el libro Kitchen de la autora japonesa Banana Yoshimoto, se me ha pegado como una medusa transparente punzandome sobre la piel. 

Si mi conciencia me dejara tranquila tomaría el libro, subiría a un autobús sin dirección fija y lo abandonaría en algún quicio de ventana idéntica a cualquiera. Así evitaría ser seguida por su fantasma, y abriría un pequeño espacio en mi atiborrado librero  para llenarlo con algo mejor.  

Kitchen son dos relatos, uno con éste nombre y otro llamado Moonlight Shadow. 

El primero es un escueto encuentro entre dos seres ligeros como huevos mal cocidos. 

Aquí la historia básica: Mikage pierde a su abuela, no sabe que hacer, sufre, sufre. Yuichi la invita a vivir en su casa con su madre. Ella accede. La  madre de Yuichi  se llama Enriko, es un transexual que trabaja en un bar. Mikage vive ligeramente feliz con ellos, después de va. Enriko es asesinada por un tipo . Yuichi avisa a Mikage. Ella se va a hacer un trabajo fuera de la ciudad y decide viajar en taxi a encontrarse con Yuichi. 

Todo lo anterior sucede sin un porqué anunciado en la obra. Los personajes son pobres y la trama improvisada, carente de contenido emocional a pesar de las grandes posibilidades que plantea. Todos mueren. La vida vacía y plana de los protagonistas continúa idénticamente aburrida.

El segundo relato en resumen: Hitoshi muere, es novio de Satsuki. Él tiene un hermano, Shu. Hitoshi muere en un accidente con la novia de Shu, Yumiko. La adolescente que narra (Satsuki) encuentra a una mujer en un puente que frecuentaba con su novio, llamada Urara. Ella la invita unos días después al mismo lugar, le mostrará algo raro. Shu y ella se ven varias veces para comentar sus perdidas. Llega el día. En el puente está el fantasma de Hitoshi. La mujer (Urara) desaparece. Cierre melodramático "debo seguir con mi vida a pesar de todo". Lugares comunes, no qué va. Aún más soporífero que el anterior.

Ahora que me he quitado de encima la insípida necesidad de comentar el libro que tuve la mala suerte de leer, trato de levantarme el ánimo pensando en las maravillas de la literatura que me he encontrado al intentar autores al azar, total, que uno resulte una frutilla medio podrida, no es tan importante. 

Claro, a muchos les gustó ya que está publicado (por la genial editorial Tusquets Editores y muchas veces). La única verdad la tiene cada lector.

Kitchen. Banana Yoshimoto. Fábula Tusquets Editores. 3a Edición en Fábula. 2008
2